| | Comments: (0)

ADELAIDA - La princesa noble

Adelaida dejó mientras cruzaba la via los consejos, las alertas y las cosas sin sentido que le decía la gente.
Vacía de ocupaciones-previas fue liviana como el frio no se ya de que mes.





Bajar y pasear debajo de una nube. Caminar, cruzar la plaza, ver la vidriera repleta de libros y discos. Lo que sigue Adelaida prefirio guardarselo para ella.


Desde el asiento de atrás, ultima como siempre, pero con el espiritu mas alto y mas tranquilo que en mucho tiempo habia tenido Adelaida escuchó.


Esa ingenuidad que siempre llevaba, era la que la alentaba el encuentro.


Hay que atrverse a pararse frente a un memorioso... despues de todo pueden saber cosas que nosotros hayamos preferido olvidar.


La mañana pasaba como cualquiero otra y el sedentarismo de la casa dió con los nervios que sólo en principio se presentaeron saltarines como sus emociones, que de vuelta prefirio guardar para ella.


M
N
Ñ

| | Comments: (0)

ABIGAÍL - La que es la alegría de su padre

Nunca quiso cambiar, porque desde que nació ya era distinta.